Logo CF Gestión

Pedir Presupuesto

Norma BRC (British Retail Consortium)

¿En qué consiste la norma BRC?

BRC acaba de lanzar su nueva v8 que entró en vigor en febrero de 2019. Entre las principales novedades que trae, cabe destacar que incrementa el número de requisitos exigibles agrupándolos en 9 bloques, dos más que la versión anterior. Además de poner especial interés en el establecimiento de una Cultura de Calidad y Seguridad Alimentaria, la nueva BRC introduce entre otros requisitos destacados, requisitos para piensos de mascotas así como profundiza más en los específicos de la contaminación intencionada de alimentos en Food Defence. Asimismo, establece más requisitos en materia de evaluación de proveedores y contempla nuevos requisitos en materia de ciberseguridad entre otros.

¿Qué nos aporta la norma BRC?

Reforzar la seguridad alimentaria.

Facilitar el cumplimiento de la legislación alimentaria.

Establecer criterios de seguridad alimentaria y calidad requeridos a los proveedores de alimentos de las cadenas de distribución del Reino Unido.

Auditorías homogéneas de tercera parte.

Asegurar la transparencia y rigurosidad en los sistemas de certificación.

Disminuye los costes de los errores de cualquier cadena de producción.

Proporciona comunicación organizada y eficaz, con las partes interesadas.

Proporciona confianza a los consumidores.

Mejora la documentación.

Control más eficiente y dinámico de los riesgos para la seguridad alimentaria.

Incorpora los Programas de Prerrequisitos al sistema de gestión de la organización.

Ahorro de tiempo y costes, al realizar las auditorías de BRC combinada con otros Sistemas Calidad y Seguridad Alimentaria (ISO 22000, IFS, ISO 9001…).

Más información sobre la norma BRC

14 + 13 =

¿A quién va dirigida la norma BRC?

Los protocolos BRC son unos de los modelos más difundidos internacionalmente para que los distribuidores y grandes superficies cualifiquen a sus proveedores de producto de marca propia, asegurando que cumplan con unos requisitos que garantizan la seguridad, calidad, y legalidad de sus alimentos.

Las empresas del sector alimentario deben disponer de los sistemas necesarios para identificar y controlar los peligros que puedan afectar negativamente a la seguridad de los alimentos mediante un sistema de Análisis de Peligros y Puntos de Control Crítico (APPCC) y contando con el firme compromiso del equipo directivo de la empresa.